Estás aquí
Home > Música > El punk en Latinoamérica

El punk en Latinoamérica

A lo largo de la historia han existido diferentes corrientes, ideologías y posturas. Todas ellas han visto su origen a partir de dos factores importantes: la relevancia de un hecho histórico y la reinvención o el cuestionamiento de las normas tanto morales como académicas. Es precisamente lo contestatario, lo subversivo, la reinvención de normas o reglas lo que hace posible que el arte y las manifestaciones sigan evolucionando. Un ejemplo claro de esto es el punk. El punk es y no es, fue y nunca estuvo, quiso ser definido pero se resistió, he ahí donde radica lo llamativo del grito de rebeldía que provoca una buena dosis de punk.

    Aunque una definición de libro no ayudaría mucho a encasillar a este ente volátil, probablemente al punk no le moleste, es más, seguramente ni le importa. En el libro Punk, un movimiento contracultural escrito por los sociólogos Carlos L.L. y Carmen A.C. se encargan de ubicar al punk como una más de las tribus segregadas que surgen en toda sociedad al rechazar el stablishment impuesto, sin embargo, para el punk ha existido una etiqueta despreciativa y peyorativa, ya que el término remite a los conceptos de basura, vago, e incluso parásito debido a la imagen e ideales que difunden. No obstante, el punk fue concebido como algo más allá del mero ruido y el grito de inconformidad, para el punk era importante tomar la acción por delante, iniciar los movimientos centrados en el poder y posibilidades del individuo, lo que impuso su frase característica DIY: Do It Yourself (Hazlo tú mismo).

    Cuando el punk comenzó a expandirse como fenómeno y movimiento contracultural no fue sino hasta 1975 cuando los Sex Pistols comenzaron a mostrarse en diversos escenarios de Inglaterra, lo cual originó la primera ola punk con bandas como The Clash y The Buzzcocks; además del inicio prematuro del género post punk con bandas como The Smiths y Joy Division. Bueno, al menos fue así como han hecho ver los inicios del punk, no obstante, la realidad estaba más cercana a occidente.

    En el año de 1964, en Lima Perú, surgió una banda de rock transgresor que dejó un cierto espanto dentro de la población americana, se llamaban Los Saicos y producían un sonido enérgico que invitaba al desenfreno y a la volátil reacción de liberación por parte de la música.

    Los Saicos ponían en claro el DIY antes de que fuera etiquetado de punk, no sólo por una inconformidad con el sistema, sino también porque en Perú (y América Latina en general) existía un sentimiento de hartazgo y repudio por la violencia generada por las guerras civiles y las dictaduras que habían azotado al continente, fue entonces que la actitud de “hazlo tú mismo” se levantó como una obligación más que una respuesta subversiva al sistema imperante. A pesar de los detalles como fechas y grabaciones, el debate sobre la cuna del punk sigue en pie, sin embargo, por orden cronológico, la teoría de que este movimiento surge en Perú cobra más fuerza a comparación de las presentadas por The Ramones y Sex Pistols. Incluso, se ha llegado a clasificar a Los Saicos como el “proto-punk” para salvaguardar el tótem que significan las bandas anglosajonas.

    Si bien es cierto que para que el pensamiento punk surgiera hacía falta un acontecimiento detonante de inconformidad; en el caso del Reino Unido fue la crisis económica que hizo despertar la voz de la clase obrera, mientras que para América Latina fue, en primera instancia, la dictadura argentina y, unos años más tarde la misma dictadura peruana. Ambas posturas comparten el detonante social para ser consideradas dentro del movimiento.

    Recorriendo unos miles de kilómetros hacia el norte, en Flint, Michigan para ser más exactos, la banda de miembros mexicanos-estadounidenses ? & The Mysterians salían a la luz en 1962 con un sonido y personalidades bastantes peculiares que, aunque no tuvieron más que un éxito en toda su carrera, fueron considerados la primera banda con el término punk. Según Dave Marsh, redactor de la revista neoyorquina Cream, quien calificó su sonido como “la histórica explosión del punk rock” en 1971, 4 años antes de la aparición de los autores de Anarchy in the UK? & The Mysterians no proclamaban una voz de hastío como tal, pero sí constituyeron un sonido característico, un tanto inacabado y áspero que los levantaron como los mexicanos-estadounidenses precursores del movimiento punk. 

    Esta banda fue más reconocida por sus excentricidades y psicodelia, inclusive, la voz principal, Rudy Martínez, cambió legalmente su nombre por ? (Question mark o signo de interrogación), una acción que puede ser considerada al más puro estilo punk.

    Este breve recorrido por la historia (o prehistoria) del punk nos presenta una panorama abierto de posibilidades sobre su origen, también es interesante constatar el alcance y universalidad de este movimiento, el cual, como pudimos darnos cuenta, no sólo abarcó el viejo continente, sino que el descontento encontró un terreno fértil en América para su surgimiento y significación. 

    No le busquemos más, el punk fue aquí y allá, antes o después pero siempre a tiempo, sólo necesitó las condiciones necesarias para alzar la mano y darse a notar entre un mar de conformismo y resignación. Y, hoy en día, ¿cuál y dónde crees que surgirá la nueva trinchera que se atreva cuestionar el orden actual? 

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top