Estás aquí
Home > Ensayo > Sobre lo grotesco y lo caricaturesco

Sobre lo grotesco y lo caricaturesco

A toda una infancia llena de caricaturas extrañas le debemos una explicación del porqué de sus formas, ideas e historias. Por eso traigo a colación tres caricaturas de los años 90: The Ren and Stimpy Show (El show de Ren y Stimpy) Rocko’s modern life (La vida moderna de Rocko) y Cow and Chicken (La vaca y el pollito). Las tres representantes de lo grotesco.

    Comenzaré por hablar del término, la mayoría lo relaciona con lo exagerado, lo asqueroso o lo vulgar, esto es porque el concepto se ha ido actualizando con el desarrollo de la sociedad. La palabra “grotesco” es de origen italiano (grottesco) y se deriva de “grotta” (gruta). Este concepto fue utilizado para aludir a los murales ornamentales con decoraciones de flores, animales y personas, ubicados en las salas de los antiguos edificios romanos; es justo gracias al arte romano que asociamos esta idea con la mezcla de lo real y lo fantástico.

    Hasta el siglo XVIII el término se propaga a otras expresiones artísticas, como la literatura. Los principales personajes del siglo XX que hablan sobre la estética de lo grotesco en la literatura son Bajtín y Kayser; y no es que antes no se hablara del concepto, al contrario, muchos románticos lograron consolidarlo  y emplearlo en varias disciplinas artísticas. Pero serán estos dos pensadores quienes nos brinden un significado homogéneo. Por un lado Bajtínasocia lo grotesco con la cultura popular opuesta a los límites, prohibiciones y prejuicios de la cultura autorizada. A su vez, ligada con el carnaval medieval en el que se rompen estos paradigmas, dando paso a una libertad absoluta, cambios de papeles jerárquicos y ausencia de reglas; estas situaciones mueven a la risa, a lo satírico y a lo ridículo. Asimismo, el cuerpo grotesco “es un signo de exageración, vitalidad, exceso y proliferación.” 

    Por otro lado, Kayser se centra en el problema de lo grotesco en el romanticismo, por ello divide el concepto en dos tipos: el fantástico y el satírico. El primero es apreciable en las escenas oníricas tanto en la pintura como en la literatura de El Bosco y William Blake; mientras que el segundo se relaciona con una perspectiva social, más que imitación o parodia es una representación de un mundo vacío y absurdo.

Empleando la estética de lo grotesco, el artista pretende recrear el mundo, dotarle de un significado nuevo acentuando los rasgos más espantosos y angustiosos de la sociedad. Lo grotesco viene a quebrar la clara división entre lo mecánico, lo vegetal, lo animal y lo humano; destruye el orden universal tal y como lo conocemos, viola el concepto de simetría y estática, el orden natural de las entidades (sus tamaños y formas)

Anciana Grotesca, Quentin Massys

Por último, Étienne Souriau caracteriza lo grotesco como: 

Un cruce de elementos de muy variada índole (cómicos, fantásticos, pintorescos, bizarros) siendo la comicidad de naturaleza burlesca, a menudo drástica, muy afín a las caricaturas. La bizarría se manifiesta a través de los motivos y temas absurdos, mientras que lo fantástico juguetea con las formas reales y las transforma conscientemente en figuras sorprendentes y extraordinarias.

    Luego de saber más sobre el tema, es momento de pasar a las caricaturas. La primera de ellas, Ren y Stimpy, representante por completo de lo grotesco, su creador fue John Kricfalusi (John. K) La serie animada se transmitió por primera vez en Nickelodeon de 1991 a 1996 en Estados Unidos, después se canceló y reapareció en el 2006 por MTV.

    Un chihuahua y un gato que son amigos, cuya idiotez de uno e histeria de otro siempre destacan. Sus formas son opuestas al ideal de belleza, son imágenes exageradas que cambian el orden universal y se vuelven bizarras; además mezcla elementos cómicos, fantásticos y satíricos.

    La segunda caricatura es La vida moderna de Rocko, otra más de Nickelodeon creada por Joe Murray en 1993 en Estados Unidos. Rocko es un wallaby acompañado, casi siempre de sus amigos: Heffer (una vaca amarilla) Filburt (una tortuga con anteojos) y su perro Spunky.  Una vez más la mezcla de elementos fantásticos y absurdos, dan como resultado episodios cómicos, bizarros y, sobre todo, entretenidos. 

     Por último, La vaca y el pollito creada por David Feiss y transmitida por Cartoon Network de 1997 a 1999. Es una historia totalmente bizarra, extraña, absurda y cómica. Los personajes principales, vaca y pollito, tienen por padres a dos humanos, a los cuales nunca se les ve más que de la cintura para abajo y tienen por nombres “mamá” y “papá”. Otro de los personajes más llamativos es el hombre rojo, una representación del diablo que siempre mete en aprietos a los protagonistas. Además, dentro de esta caricatura existe otra llamada Soy la comadreja, en ella los personajes principales son una sofisticada comadreja y un vulgar mandril (Jaimico). Todo este universo animado, como los anteriores, van de lo cómico a lo fantástico, de lo extraño a lo bizarro y de lo exagerado a lo vulgar.

Recapitulemos, los tres tienen varios elementos de lo grotesco, tales como: 

  • La mezcla de lo grotesco satírico y lo grotesco fantástico. El primero lo vemos con los elementos de la realidad que retoman los personajes; por ejemplo, Ren y Rocko son “adultos” y tienen una función social, ambos trabajan y realizan actividades como cualquier persona de la vida real, salvo que éstos traspasan esa realidad y la llevan a un mundo paralelo donde personas, animales y cosas conviven. Por otro lado, vaca y pollito, van a la escuela y sus amigos son humanos, totalmente fantástico.  
  • La ruptura de la división entre personas, animales y cosas, en la que a veces se invierten los papeles jerárquicos, justo como el capítulo de Rocko que aquí les presenté. 
  • La ausencia de un ideal de belleza clásico, es evidente en todos los personajes, sus formas y simetría no son proporcionales, además de resaltar ciertas partes del cuerpo. En Ren y Stimpy van del realismo a la caricatura; en La vida moderna de Rocko, algunas veces respetan la línea caricaturesca, pero otras no; y qué decir de La vaca y el pollito, con diversas connotaciones sexuales, poniendo énfasis en los traseros.

Por lo visto tuvimos una infancia muy extraña y eso se explica gracias a la libertad creativa que se permitió en las caricaturas, libertad que dio paso, la mayoría de las veces, a la estética de lo grotesco. Finalmente, quiero destacar la importancia de la humanización de animales como personajes principales, pues hemos visto que es un elemento recurrente para mostrar los defectos y criticar ciertos aspectos de los humanos. 

Y ustedes, ¿qué otras caricaturas grotescas recuerdan?

Fuentes sobre “lo grotesco”:

 

 

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top