Estás aquí
Home > Música > La música: el son del corazón

La música: el son del corazón

¿A cuántos conciertos de música clásica has asistido el último año? ¿Te gusta la música clásica? ¿Conoces la música clásica? Hoy no les voy a explicar ni a regalar boletos para este género, porque ni yo logro entenderlo por completo ni contamos con patrocinio para esos lujos. Mejor hablemos de música, tema universal del hombre; sí, la música alimenta el alma, es motivo de inspiración y hasta la inventó Dios, si quieren, y ahora, tiene una inmensa gama de géneros que van desde la música clásica hasta el reggaetón viejo o desde el sonido del mar hasta el palo de lluvia.

No quiero entrar en detalles de definición o clasificación de sonido, melodía, canción u otros términos, quiero hablar del tema como una aficionada y amante de la música en general, que no nació con el talento artístico para tocar un instrumento y mucho menos para cantar; así que los siguientes párrafos pueden ser muy entretenidos o aburridos si difieren de mi pensamiento.

violin-barroco
Violín barroco

    La idea romántica sobre que la música nace del alma no causa conflicto en nadie, todos la aman, pero el concepto de música, principalmente como parte de las Bellas Artes,  se transformó, se expandió, se fusionó y se adaptó a los tiempos, todos sabemos que el gusto define lo que escuchamos, estamos acostumbrados a la música acompañada de letras y no a una melodía que dure 15 minutos, ¿será por eso que cantamos las de José Alfredo y dejamos de escuchar a Vivaldi? En realidad tiene que ver con varias cosas, prejuicios, falta de educación, crisis sociales, movimientos artísticos y otros factores.

    Entonces, ¿soy más sabio si escucho a Beethoven? o ¿soy más ignorante si escucho música de banda? Justo, ese es el problema, tal parece que si te gusta una no puede gustarte la otra, nuevamente caemos en los prejuicios y sobrevalores de lo que es música o no es música, agreguen a esto el clasicismo que sigue existiendo en la sociedad. Cualquiera que lo desee puede bailar cumbias en las fiestas, ir a un concierto de rock y escuchar música clásica en su cuarto, realmente, debería estar demás la opinión de los otros respecto a nuestros gustos musicales, sin embargo, todavía no llega el día en que no deseemos ser incluidos o pertenecer a cierto grupo social.

    El tema de esta nota viene porque hace unos días, mientras estaba en la Biblioteca Lerdo, miré y escuché un ensayo de música clásica, lo cual me inquietó y decidí  platicar con uno de sus miembros. Lo primero que le pregunté fue: ¿por qué tocar música clásica, todavía? Esa pregunta alargó la plática que aquí les resumiré. Raúl Moncada, clavecinista, mencionaba que la música clásica como parte de las Bellas Artes sigue vigente porque es una forma de comunicación y expresión del ser humano. La música que tocaban era barroca y utilizaban réplicas de los instrumentos originales porque querían recuperar de la manera más fiel posible esa época. (Eso me hizo pensar que buscan provocar en su auditorio un viaje en el tiempo)

clavecin
Clavecín

    En México no existe infraestructura ni difusión que apoye como se quisiera, este tipo de música, por ello no son autosustentables y dependen de las instancias gubernamentales. Los lugares en que se presentan siempre, son: Universidades, el Palacio de Bellas Artes, el MUNAL y la Biblioteca Lerdo de Tejada, en la ciudad de México, al interior de la república ocupan foros similares, esto los aleja y los acerca a cierto público, pues debido a la acústica y a cuestiones económicas no podrían tocar en una plaza o en el foro más grande. Y según, Raúl: el acercamiento del público no debe ser sólo por el valor estético, sino que debe haber un interés genuino. Además, existe una competencia injusta que se mide por el número asistentes que va a los conciertos.

    Afortunadamente para estos artistas que viven de la música no comercial, llevan tres años trabajando gracias a la convocatoria que lanzara en el 2013 la Cámara de Diputados, llamada ESTÍMULO A LA PRODUCCIÓN MUSICAL. Dentro de sus cinco integrantes, cuatro trabajan continuamente en el extranjero y sólo se reúnen para cubrir 20 conciertos con 10 programas distintos cada año en México. Lo mejor de todo esto, es que ustedes podrán  escuchar un concierto de música barroca totalmente gratis en el corazón de la Ciudad de México, el próximo miércoles 7 de diciembre a las 19:00 horas en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

dscn2865

    No permitan que los medios de comunicación o los grupos sociales impidan un acercamiento a la música que desconocen, y si ustedes pueden, asistan y creen sus propios juicios de valor sobre este tipo de música.

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top