Estás aquí
Home > Animación > ‘Have a nice day’ – Un animado día (Reseña)

‘Have a nice day’ – Un animado día (Reseña)

En el cine de animación, la mayoría de las veces, los recursos visuales determinan la calidad y recepción del filme, dejando de lado la cuestión narrativa. Dentro de este género, el cine animado oriental se hace referente de la cultura popular gracias a las producciones japonesas. Si bien, este dominio nipón obedece también a una cuestión de mercadotecnia, no podemos dejar de lado producciones discretas, sobrias y bien trabajadas como lo son las del cine chino y coreano.

Estos dos últimos ejemplos se han caracterizado por un tratamiento de la violencia llevada a un plano estético, contemplativo e, incluso en determinados momentos, hasta espiritual y filosófico. Una película que utiliza dichos recursos es el segundo largometraje del artista y director chino Liu Jian. Que tenga un buen día (Have a nice day) (2017) nos muestra una serie de enfrentamientos a partir de una cirugía plástica fallida a una joven desconocida. Para remediarlo, su novio decide robar un maletín con un millón de yuanes a la mafia china, lo que da inicio a una persecución en la que personajes dispares romperán su cotidianidad en un pequeño poblado al sur de China.

El estilo plástico de Jian destaca por lo somero de su movimiento y los diseños bidemensionales de sus personajes y espacios. Este estilo da paso a la contemplación, a las escenas de introspección, análisis y reflexión de los personajes, lo que también sirve para describir sin palabras a cada uno de ellos. Éstos se nos presentan como seres dispares y firmes en sus convicciones, ya que cada uno es movido por ambiciones y metas particulares.

La construcción de los personajes es uno de los elementos sobresalientes de la película, ya que no sólo reflejan las costumbres e ideología china, sino que, además, es clara la influencia de un entorno globalizado y mediatizado que también marca el día a día de la clase media y su percepción de la realidad. De esta manera, la gama de personajes presentan una mezcolanza llamativa que esclarece la concatenación de acciones y dan como resultado un violento thriller con un final apaciguado, pero no menos satisfactorio y ambiguo para la audiencia.

Have a nice day plantea, desde su título, una invitación para el espectador, pero también para los personajes, quienes tendrán un día agitado por un millón de yuanes, el elemento trágico/extraordinario que romperá con esa expectativa cotidiana que ellos mismos (y nosotros como espectadores) han construido. Hacia el final de la obra, el tío de la mafia menciona que el dicho de “el hombre construye su destino” es totalmente falso, argumentando que en realidad “el destino construye a los hombres” y en este largometraje es clara esta aseveración: la misma obra, como el destino, ha construido a todos sus personajes.

Que tenga un buen día (Have a nice day) (Hao jile)
Director: Liu Jian. 

Guión: Liu Jian.
Productor: Rui Jin, Liu Jian y Cheng Yang.
Productora: Nezha Bros. Pictures y Le-joy Animation Studio.
País: China.
Año: 2017.
Duración: 75 minutos.

 

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Top