Estás aquí
Home > Letras > Entre letras: referencias literarias en la música en español

Entre letras: referencias literarias en la música en español

En las diversas manifestaciones artísticas existen momentos y métodos en los que es posible que una obra reconocida sea la base o inspiración para otra en un sistema totalmente distinto. Por ejemplo, cuando una pintura inspira un poema, un libro a una película (sin ser una adaptación sino una simple base para el argumento) o, incluso, un texto para complementar una canción, a esto se le conoce como intertextualidad.

Hoy en día es más común encontrar en covers o remakes, obras que, gracias a una suerte de intertextualidad, intentan transmitirnos una nueva apreciación de las obras o conceptos, tanto en películas como en música. Es por ello que a continuación exploraremos los terrenos de la música y la literatura en sus diversas mezclas.

La canción Escalera de la banda mexicana Monocordio tiene dentro de su composición un fragmento del poema 15 de Pablo Neruda. Dicho poema es leído por el mismo escritor chileno. La pregunta es ¿por qué está ahí? Podemos suponer, siguiendo el hilo de la letra, que es una manera de reforzar la idea de la ausencia.

Poema XV (Fragmento)

… Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Un ejemplo bastante conocido por los trovadores modernos es del español Joan Manuel Serrat, quien se hizo famoso por la canción Cantares, la cual tiene un poema de Antonio Machado incluido en la obra Proverbios y Cantares. Además, Serrat se caracteriza por canciones inspiradas en la poesía española de la llamada Generación del 98 y la del 27, entre los que se destaca a Rafael Alberti y Miguel Hernández.

Extracto de Proverbios y cantares (XXIX)

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

El compositor peruano Rafael Otero tomó como base el poema Último ruego de Federico Barreto para su canción Ódiame. Esta es más un ejercicio de écfrasis, pues toma como base un texto, pero lo modifica.

Último ruego – Federico Barreto

Ódiame por piedad, yo te lo pido…
¡Ódiame sin medida ni clemencia!
Más vale el odio que la indiferencia.
El rencor hiere menos que el olvido.

Yo quedaré, si me odias, convencido,
de que otra vez fue mía tu existencia.
Más vale el odio a la indiferencia.
¡Nadie aborrece sin haber querido!

Andrés Calamaro es uno de los músicos argentinos más populares, en una de sus presentaciones en vivo de la canción Estadio Azteca incluyó, unos versos del poema La vuelta de Martín Fierro el cual retrata al típico gaucho cantor y sus desventuras.

La vuelta de Martín Fierro – José Hernández

Gracias le doy a la virgen,
Gracias le doy al señor,
Porque entre tanto rigor
Y habiendo perdido tanto,
No perdí mi amor al canto
Ni mi voz como cantor.

Finalmente, en un terreno más experimental tenemos al Instituto Mexicano del Sonido, quien hace referencia a la obra del mexicano Juan Rulfo, en especial, al cuento Diles que no me maten, el cual forma parte de la obra El llano en llamas.

Estas intertextualidades permiten dar un salto a la literatura mediante la música y las interpretaciones que el escritor o el músico, les dan a las obras. Originales o no, hay un ejercicio de lectura que nos permite darle otro sentido a la canción.

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top