Estás aquí
Home > Cine > “Boomerang” o la trayectoria circular del tiempo

“Boomerang” o la trayectoria circular del tiempo

Boomerang del director François Favrat formó parte de la programación del Festival Internacional de Cine Francés 2016 y se estrena en salas comerciales del país el viernes 31 de marzo. Cuenta con actuaciones de Laurent Lafitte, Audrey Dana, Mélanie Laurent, entre otros.

   Se trata de un drama en torno a la familia, el pasado y a cómo las decisiones que tomamos pueden llegar a tener impacto con el tiempo en uno mismo y en los otros. Agathe y  Antoine hacen un inesperado viaje al lugar donde pasaron su infancia y donde su madre perdió la vida; inevitablemente Antoine comienza a recordar y preguntarse sobre aquella época opacada por el tiempo a fuerza de secretos. En la familia nunca se habla del tema y la historia que les contaron no resiste a las indagaciones de Antoine. Pero a nadie parece importarle, la convivencia y el orden familiar son más necesarios que enfrentarse a la verdad.

   Ante la frustración de Antoine, quien se encuentra solo y desesperado por hallar respuestas, va revelándose la trayectoria circular del tiempo que, como trazada por un búmeran, surge y vuelve a él desde donde menos lo espera. Una dedicatoria de su madre en un libro sobresale de los escombros de una vida basada en la obstinación de no ver la realidad y ahí encuentra eco en su curiosidad. El tópico de El paso del Gois (una carretera que desparece cuando sube la marea) pone de manifiesto que aquello que no se dice termina por ahogarnos y que, tal como afirma Antoine, para encontrar el equilibrio es necesario enfrentarse a la verdad aunque ésta sea dolorosa.

   En esta historia el tiempo es un elemento central, casi un personaje, por ello la presencia de cristales va a ser fundamental, ya que a partir del reflejo y en destellos se va revelando la trama. En las personas, sitios y cosas queda una huella de las acciones, cuya impresión puede ser tan honda que marque no sólo el pasado, sino también el futuro. Pero el reflejo no siempre es evidente, a veces es necesario hallarse en determinado punto para verlo, en esa inclinación en la cual la luz alumbre hacia el sitio correcto. Así, Antoine conoce en la morgue donde 30 años atrás vio a su madre muerta, a una mujer, quien será su apoyo más firme.

   Boomerang explora los papeles que cada miembro de la familia decide tomar, en los cuales los errores en esa estructura cerrada terminan por volver a golpearlos. No obstante esos papeles o tipos parezcan simples, la cinta desentraña la complejidad en el actuar del hombre para sí, pero también para los demás, pues en su intento por querer proteger al otro termina por negarle derechos inherentes como el de conocer la verdad y a partir de ello elegir con libertad.

   Un drama bien estructurado, con personajes coherentes y una historia sencilla que consigue mantener el interés a pesar de que el espectador atento bien puede imaginar desde el inicio hacia dónde apunta. Sumado a ello, la música complementa muy bien el ambiente de impotencia, tensión e indolencia, así como las tomas y los colores empleados llevan bien ese juego de ir y venir del pasado al presente, ese movimiento de péndulo o de búmeran.

Boomerang (2015)
Director: François Favrat

Guión: François Favrat
Fotografía: Laurent Brunet
Productora: Les Films du Kiosque
País: Francia
Duración: 98 minutos

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top