Estás aquí
Home > Letras > Arctic Monkeys y sus referencias literarias

Arctic Monkeys y sus referencias literarias

Everybody’s trying to crack the jokes and that to make you smile
Those that claim that they’re not showing off are drowning in denial
But they’re not half as bad as me say anything and I’ll agree
‘Cause when it comes to acting up, I’m sure I could write the book.

You probably couldn’t see for the lights but you were staring straight at me

Texto: Dorian Huitrón Álvarez

Hablar de los Arctic Monkeys y su música podría parecer algo aburrido hoy en día porque, vamos, ¿quién quiere leer una nota más sobre los Arctic Monkeys y su gran lista de canciones importantes? Y es probable que cada día más personas tengan sus discos y playeras con su nombre.

Pero, más allá de eso, ¿qué pensarías, estimado lector, si te dijera que probablemente has estado aprendiendo un poco de Literatura Universal de la mano (u oído) de esta banda inglesa? Y no es que todas y cada una de sus canciones te platiquen un libro completo, claro que no. Sin embargo, en algunas de sus canciones podemos encontrar referencias directas a obras y corrientes que han sido trascendentes en la Literatura, obviamente unas referencias son más explícitas que otras, pero de que hay algunos libros que Alex, Matt, Nick y Jamie han utilizado para componer sus canciones ¡los hay!

28671e392f4f18011f51b2fa6b95f7d9

La primera de estas referencias es quizá la más notable y clave de los monos árticos. En su primer disco Whatever people say I’m, that’s what I’m not la banda muestra una clara referencia al libro Saturday night, sunday morning, la primera novela del escritor británico Allan Sillitoe, la cual parece ser la piedra angular de todo su material, simplemente el nombre del disco se le atribuye a una frase en concreto de la novela, la cual pronuncia su protagonista Arthur Seaton de 21 años de edad:

“I’m me and nobody else; and whatever people think I am or say I am, that’s what I’m not, because they don’t know a bloody thing about me.”

Pero la referencia no termina aquí. La primera canción de este disco, The view from the afternoon, hace una clara alusión a la temática de la obra, la cual es la diversión juvenil, el desenfreno, lo que puedes hacer al atardecer después de cumplir la jornada laboral; no por nada Allan Silitoe se volvió un ícono de la corriente denominada “angry young men”, quienes seguían una temática parecida a la de sus colegas estadounidenses “los beats”, sin embargo, su visión estaba más apegada a la denuncia social a partir de la visión de la clase obrera británica.

https://www.youtube.com/watch?v=axN9LsAxjVA

Y ya que estamos todavía en este disco, pasaré directo a otra canción que llamó mi atención por las referencias que resaltan. I Bet You Look Good On The Dancefloor no es más que la invitación de un chico para sacar a bailar a una inexperta pero seductora joven. Pero claro que no es una invitación convencional, ¿cómo podría ser convencional si te dice que el baile no tiene que ser un sistema rígido y lleno de reglas citando a George Orwell? En el estribillo de la canción Alex menciona que la chica se mueve como un robot de 1984, la novela distópica de Orwell, en la cual se presenta una sociedad futurista sometida por un tirano y la tecnología.

Además, hacia el final de la canción, el vocalista comenta que “no le importa si es Montesco o Capuleto”, refiriéndose a la obra emblemática de Shakespeare Romeo y Julieta.

En su segundo disco Your Favourite Worst Nightmare, la banda consiguió un sonido más sólido y letras que exploraban un poco más los sentimientos y pensamientos humanos. Old Yellow Bricks no es otra cosa más que una metáfora sobre los problemas con el alcohol utilizando elementos característicos de El Mago de Oz de Frank Baum.

Para empezar, el nombre hace referencia a un elemento popular de la obra: el camino amarillo que deben seguir los protagonistas. Además de mencionar, en repetidas ocasiones, a un prestidigitador que ansiaba huir de algo para no terminar en “una ciudad que nunca duerme” como un fugitivo. Esto podría representar la situación del personaje reflejado en el Mago de Oz y la certeza de que “Dorothy tenía razón”, a quien menciona en el último verso de la canción.

En su último disco de estudio, AM, la banda muestra una mezcolanza de sonidos que deambulan entre el R&B, el Hip Hop y los elementos característicos de un cuarteto de rock. En una entrevista a The Guardian, Alex Turner admitió tener una gran influencia directa del realismo mágico de Gabriel García Márquez; si bien, en las canciones que componen el álbum no hay ninguna referencia a José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán (Cien años de soledad) o Florentino Ariza y Fermina Daza (El amor en los tiempos del cólera), el vocalista brinda una noción de las características del realismo mágico y la literatura fantástica.

…that sense of living within something that can’t be immediately understood, an endless fantasy experienced at a slight remove.

(Esa sensación de vivir con algo que no puedes comprender inmediatamente, una fantasía sin fin experimentada por una ligera ausencia.)

Para ejemplificar esto, Turner y Helders mencionan que la canción Arabella se compone por esta estética.

Her lips are like the galaxy’s edge/And a kiss the colour of a constellation falling into place

Mencionaré una más para que terminen la nota contentos, y es que en uno de los side B de AM encontramos una lírica que honra el misticismo y oscuridad de dos de los escritores de terror más reconocidos: Edgar Allan Poe y H.P Lovecraft.

You’re so Dark es una oda a una mujer fatal, en la cual, los Arctic Monkeys aluden a las dos seres más icónicos en los relatos de horror de Poe y Lovecraft, es decir, el cuervo posado en el busto de Palas y la deidad del horror Cthulhu:

You got your H.P. Lovecraft
Your Edgar Allan Poe
You got your unkind of ravens
And your murder of crows

Después de mencionar a los escritores, menciona “una parvada de cuervos” y “asesinatos de muchedumbres”, lo cual corresponde a fragmentos de los relatos El Cuervo La llamada de Cthulhu.

Probablemente los Arctic Monkeys no sean unos devoradores de libros, sino más bien un tanto empíricos y que saben conectar con su público utilizando temas con los cuales identificarse; sin embargo, la mayoría de sus letras poseen un léxico más complejo que al que estamos acostumbrados y ahora podemos darnos cuenta que, efectivamente, hasta referencias literarias de mayor y menor grado.

Y al final, ¿escucharás su discografía o leerás sus referencias? La decisión es tuya.

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top