Estás aquí
Home > Cine > A Ghost Story: la negación al olvido

A Ghost Story: la negación al olvido

A Ghost Story es una de esas películas que podríamos catalogar como extrañas, o por lo menos, fuera de lo habitual; con una historia que te lleva más a la contemplación que al entretenimiento. A pesar de contar con una trama relativamente sencilla y fácil de comprender, no te sorprendas cuando al final de la película probablemente te preguntes: ¿qué acabo de ver?

La cinta es una historia de fantasmas, en el sentido en que hay un fantasma, pero también porque es una historia de ciencia ficción, de viajes en el tiempo, de negación y de soledad, pero sobre todo, acerca de lo efímero de nuestra existencia física.

Los personajes se nos presentan como arquetipos de la humanidad, que no tienen nombres, sólo iniciales. C (Casey Affleck) es un músico que vive con su esposa M (Rooney Mara) en una casa de campo en las llanuras de Texas. C muere muy temprano en la historia en un accidente de tránsito, pero regresará a la casa como un fantasma con el propósito de consolar y no dejar sola a su esposa, observando su dolor y su eventual salida del hogar. Los días continuarán avanzando y C quedará atrapado en el lugar donde murió, y así, él iniciará un viaje a través del tiempo, donde el anonimato y el silencio serán las constantes en su odisea.

David Lowery juega mucho con cómo percibimos y experimentamos el tiempo. Al principio de la historia podemos encontrar escenas larguísimas con muy poco o nulo diálogo, donde invita al espectador a empatizar con los acontecimientos de la historia, sentir que eres tú y no M quien se encuentra ahí. Por otro lado, se apoya mucho en la utilización de elipsis, con cortes directos, para de alguna manera agilizar la trama, pero a su vez transmitir la idea de que C percibe los acontecimientos de manera distinta a como lo hacemos nosotros.

Al principio pareciera una sátira de los disfraces de Halloween más convencionales que nuestro protagonista tenga simplemente una sábana encima con un par de hoyuelos oscuros para poder observar, sin embargo, esto le niega al hombre fantasma la capacidad de expresar sus emociones, ya que no puede hablar, ni tampoco puede comunicarnos nada a través de la expresión, sin nada más para comunicarse que acentuar la cabeza o lanzar objetos por los aires. Así, la relación entre el personaje y el espectador se condiciona a observar con atención y tratar de descifrar lo que la película nos está mostrando y cómo el sentido que le damos a esas imágenes nos hace sentir.

Este filme nos hace pensar que nos dará la clave para poder interpretarla, pero no es así. En cambio nos plantea más preguntas que respuestas de índole existencialista, pero en ningún momento trata de darnos consejos de cómo debemos vivir nuestra vida. Durante una fiesta en la casa de C, en una de esas conversaciones filosóficas que suelen ocurrir con la combinación de universitarios y alcohol, un hombre (Will Oldham) da un largo monólogo sobre los intentos fallidos de la humanidad de dejar un rastro, un legado en el mundo, una vez que nos hayamos ido. Este punto lo vemos reflejado en la canción que C le escribió a M en algún punto de su relación, pero que finalmente ella olvidará junto con todo los demás.

Nuestro hombre fantasma se encuentra en una especie de purgatorio, donde los individuos que se quedan en esa dimensión, son los que se resisten a la vida que alguna vez tuvieron, y la negación a lo inevitable, el olvido. ¿Habrá vida después de la muerte? Tal vez nunca tendremos la respuesta a esa y a otras grandes preguntas.

A Ghost Story es una película que puede estar en el limbo de los gustos del público, a algunos les podrá parecer una historia de amor con cierto nivel de pretensión, o puede ser una cinta que te regale una introspección sobre el cometido de nuestra estancia en el mundo. En todo caso, valdría la pena darle una oportunidad.

  • Nombre: A Ghost Story
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2017
  • Duración: 92 minutos
  • Director y guionista: David Lowery
  • Protagonistas: Casey Affleck, Rooney Mara
  • Música: Daniel Hart
  • Distribuidora: A24

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Top