Estás aquí
Home > Letras > 5 razones para leer

5 razones para leer

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.
Pablo Neruda

Desde que somos pequeños se nos dice que debemos leer, que leer es bueno e importante y que traerá beneficios a nuestro cerebro, además, es lo primero que nos enseñan en el colegio. Sin embargo, es un hábito que se va dejando, y siempre como excusa está la falta de tiempo o de interés. Aunque los libros ahí están esperando a que los leas.

No vayamos muy lejos, en nuestro país se leen 3.8 libros por año (según cifras del INEGI), y sin afán de compararnos, en verdad son muy pocos. Esto quizá sea culpa de el sistema educativo, de la poca difusión que esta actividad tiene, del hecho de que el secretario de educación “le” y no lee u otros muchos motivos. Sea cual sea el problema, la lectura es importante, pero ¿por qué? por todos los beneficios que lleva en sí.

Leer beneficia en muchos aspectos al ser humano, tiene méritos que hacen de esta actividad algo sumamente útil, como para pensar, hablar bien, escribir mejor o conocer de otra manera el mundo, además, es una gran pasatiempo que puede darte horas y horas de entretenimiento. Por eso, te daremos cinco razones para leer y si ya es un hábito en ti, nunca está de más saber qué puede aportar tantas horas invertidas en la lectura:

1. La lectura es el primer paso hacia el conocimiento

El conocimiento nos lleva a entender mejor diversos temas, lo que hace que nuestra inteligencia y nuestra capacidad de pensar se incrementen. Conocer ciertas cosas, seguramente, te hará una mejor persona, ya que podrás comprender la naturaleza, la cualidad y la relación de eso que tanto te interesa.

Así, a través de un libro o artículo podemos tener el conocimiento de esa cosa que nos llama o que nos mueve con una mayor profundidad. Esto, porque al leer enfocamos toda la atención en el objeto de estudio, podemos marcar el ritmo, regresar cuando el tema se complica y, si es necesario, aumentar la velocidad de lectura cuando es más fácil. Cuando leemos no sólo el conocimiento va hacia nosotros, sino que nosotros vamos hacia él, lo que hace que nos acerquemos de una manera desobligada y por el puro hecho de saber.

2. Estimula la actividad cerebral

En realidad muchas actividades y cosas estimulan al cerebro, como comer chocolate, ver una película, hacer ejercicio o reír, pero ninguna de la manera en la que lo hace la lectura. Cuando leemos conectamos una idea con otra para crear un concepto, después asociamos los conceptos para entender lo leído y eso tiene como beneficio el desarrollo de la creatividad.

La imaginación también se desarrolla, al leer acomodamos imágenes creadas por nosotros mismos de una manera coherente, el autor de un libro sólo acomoda las palabras, lo demás depende de ti.

3. Ayuda a tener una memoria saludable

Está comprobado científicamente que leer agiliza la inteligencia, lo que estimula la memoria. Recordemos que el cerebro es un músculo que necesita estar en constante activación para no deteriorarse, entre otras actividades cotidianas, la lectura aporta el ejercicio necesario para mantener a ese músculo sano y fuerte.

En un estudio publicado por la revista Neurology el Dr. Robert Wilson demostró que el deterioro del poder de nuestra materia gris se ralentiza en un 32% gracias a actividades mentales como la lectura y que ejercitar nuestro cerebro es la mejor protección contra el Alzheimer, asimismo, recomienda como ejercicio la lectura.

4. Amplía nuestra percepción y criterio

Al leer no sólo conocemos personajes, pensamientos o hechos, sino también nos enteramos del punto de vista de una persona, nos ponemos en los renglones de aquel que lo escribió, ampliando nuestra percepción de la vida o de la realidad que la obra comparte. Cuando leemos  conocemos el pensamiento de alguien más (personaje, narrador o autor) y nos conocemos a nosotros mismos. Esto puede hacer que el criterio que tengamos sobre las cosas cambie, pues extendemos nuestra subjetividad hacia un punto más objetivo.

Ser objetivos al tomar una decisión o actuar de cierta manera nos puede llevar a optimizar nuestra vida y ser mejores personas.

5. Controla el estrés

El mundo en el que vivimos es agitado y veloz, una vorágine que nos arrastra, en la que hay diversas presiones que nos llevan a un estado de estrés constante. Al leer puedes quitarte ese fardo pesado y olvidarlo. Concentrarte en otra realidad que no es la tuya hará que dejes a un lado esos problemas que te mantienen tenso.

El enfoque que se tiene de lo que te rodea puede ser caótico, pero al leer todo tiene sentido, pues la lectura es un túnel por el que puedes acceder a otras realidades, el tiempo necesario para poder comprender desde otra perspectiva cualquier problema.

Ahora que ya sabemos los beneficios dejemos los problemas de lado por un momento  y centrémonos en las soluciones, ¿qué hacemos por la lectura? En realidad muy poco: leer. Cuando podríamos reflexionar nuestra lectura y transmitirla, no dejar que se quede en la tinta y el papel, pues tu punto de vista es tan valioso como el de cualquier pensador, a lo que Alfonso Reyes decía: “No sé si el Quijote que yo veo y percibo es exactamente igual al tuyo”, por eso también es importante compartir lo que lees y lo que percibes en la lectura.

Déjanos tu comentario

Si te gustó nuestra nota, ¡compártela!

Notas relacionadas:

Top